jueves, 25 de abril de 2013

Reseña: Carta blanca, de Rafael Saravia, en El Diario de León


Carta blanca, de Rafael Saravia 
Cristina Fanjul
Diario de León, 16/04/2013

Será Calambur, la gran editorial poética, la que finalmente edite el nuevo libro de Rafael Saravia, Carta Blanca, una obra en la que el autor confiesa que se ha distanciado de sus libros anteriores. «El lector podrá calibrar —sostiene—, que, pese a ciertos temas comunes, hay otra música en este libro». Carta Blanca es un libro estructurado en tres partes, tres «pliegues», al decir del poeta que conforman un único ser, «con las dolencias propias y ajenas que nos hacen constituirnos como individuos».
La primera parte se titula Solo y revisa la introspección que nos hace buscar en los lugares interiores. «La búsqueda en esta parte es plural. Busco y encuentro... bailo con la sensación de soledad pero dentro y fuera del amor, de lo social, de lo inherente al individuo», destaca Saravia.
La segunda parte, Hasta que llegue diciembre, es un itinerario por las apetencias más intensas, un relato que comienza en un verano y que, al convertirse en poema, jamás acaba. «Erotismo y fuga», en palabras del poeta. La última capa es la que da título al libro y fue escrita en un intenso retiro de verano. «Me golpeó la necesidad de insurgencia y convencimiento político y generó ansias de preguntas que no necesitan respuestas. Ahí se encuentra la vida: acallando o voceando la verdad», asegura el escritor.
Defiende Rafael Saravia, columnista de DIARIO DE LEÓN, que la poesía sólo es posible ante el lenguaje de la verdad y subraya que esta verdad no es lo mismo que la realidad entendida en el sentido más simple de la palabra. «No concibo el poema dentro del facilismo verbal que agrede la emoción de lo incomprensible. No creo en la voluntad domesticada del lenguaje plano, jocoso y simple para llegar a más y más ventas. No me interesa el mercado como estratagema de cercanía literaria. Si he de escribir simple y complaciendo para que me lean más, desisto de hacerlo. No escribo para conquistar; escribo para compartir», subraya. El poeta añade que la necesidad de ejercer el poema en este libro llega después de largos periodos durante los cuales el autor se ha visto obligado a reflexionar y a engendrar otras vías en el lenguaje. «Sólo existe el poema cuando la sustancia poética no es sustituible por otra experiencia. Aquí lo emotivo e inexplicable surge y genera complicidades con quien se enfrenta a su lectura sin intentar comprender», defiende.

Influencias


Para el escritor, uno de los fundadores del club Leteo, este libro se alimenta del camino que generan otras tantas lecturas que le han iluminado, y cita a Valente, Rafael Pérez Estrada, Walter Benjamin, Mestre, Gamoneda o Gelman. «Es un poemario para quienes no le tienen miedo a la magia. Esos que no intentan explicar el significado de la belleza y la contundencia y sencillamente se dejan empapar de ellas».

El poemario comienza con una plegaria en forma de deseo, con la letanía de un soñador, y se cierra con la denuncia de un mundo injusto en el que la revolución es más necesaria que nunca: «Por eso la quietud/O tal vez… todo lo contrario», dice el poeta.
Destaca Víktor Gómez que los tres episodios que conforman el libro: Solo. Hasta que llegue diciembre y Carta blanca anuncian la complejidad de escrutar deseo, emancipación y convivencia. Opina además que Rafael Saravia «apuesta en este poemario por la primordial meta, que es el origen, no lo original».
Este es el cuarto poemario del escritor. Los anteriores fueron Pequeñas conversaciones (20012), Desprovisto de esencias (2008) y Llorar lo alegre (2011). Además, su labor como gestor cultural también ha fructificado en la edición de obras como El río de los amigos. Escritura y diálogo en torno a Gamoneda (Madrid, Calambur, 2009) con colaboraciones destacadas como las de Gonzalo Rojas, Jaime Siles o Juan Carlos Mestre y la edición del libro Barcos sobre el agua natal. Poesía hispanoamericana desde el siglo XXI elaborada conjuntamente con Jocelyn Pantoja (Coedición Ediciones Leteo y Ediciones Literal, 2012).

http://www.diariodeleon.es/noticias/cultura/el-leones-rafael-saravia-concede-carta-blanca-a-su-madurez-poetica 

2 comentarios:

Nucha dijo...

CARTA BLANCA
CANTA EL SILENCIO
el silencio habla en tu mirada

VIKTOR GOMEZ FERRER dijo...

qué buena noticia, ya pedí el libro. Ganas de escuchar al poeta por Valencia.