viernes, 22 de enero de 2016

Reseña: La casa roja, de Juan Carlos Mestre, Premio Nacional de Poesía


LEÍDO: La casa roja, de Juan Carlos Mestre

No conozco a Juan Carlos Mestre más que por amigos comunes, amigos de procedencias ideológicas y estéticas muy dispares. Todos ellos coinciden en su carácter generoso. Tendré que creérmelo cuando el abanico entero de testigos afirma lo mismo.
Por esta obra fue galardonado con el Premio Nacional de Poesía en 2009, y no me extraña. Tiene para todos y no flaquea: humor judío, humor político, humor poético, interculturalidad natural, culturalismo nada forzado, reivindicación y constatación de un surrealismo hipercreativo. Y lo más importante para mí: Mestre sabe perfectamente que la poesía es JUEGO y FUEGO.

Tras la lectura de La casa roja tengo clarísimo algo: mi deseo de que Juan Carlos Mestre sea presidente del Gobierno de España.